Seleccionar página
Con la declaración el pasado 14 de marzo del Estado de Alarma, muchos son los padres separados o divorciados con hijos que se preguntan qué hacer con el régimen de visitas o los cambios de guarda y custodia. ¿Tenemos obligación de seguir cumpliendo con el régimen que tenemos establecido cuando ello implica apartar a nuestros hijos del confinamiento? ¿Hasta qué punto podemos salir a recoger o a entregar a nuestros hijos teniendo limitadas nuestras salidas de casa a lo más extrictamente necesario? Para poder dar respuesta a estas preguntas tenemos varios instrumentos. Para empezar, nos tendremos que remitir a a los Reales decretos publicados en relación con el Estado de Alarma, el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo que lo decreta y el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo que, posteriormente lo modifica y sobre todo a la Instrucción del Ministerio de Sanidad de fecha 19 de marzo. Junto con esta normativa, tenemos el acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, de 20 de marzo y el acuerdo de unificación de criterios de los Juzgados de Familia de Barcelona de 24 de marzo de 2020. Una vez analizados todos los instrumentos, se puede llegar a varias conclusiones:

Respecto a la obligación de seguir cumpliendo con nuestras obligaciones parentales:

1ª.- Todo lo que se haya acordado en resolución judicial, y en concretos las obligaciones que se tengan en relación con los hijos no se encuentran afectadas por el Estado de Alarma y por tanto se han de cumplir no quedando afectadas por la regla general de suspensión de plazos y actuaciones judiciales.
2ª.- Que dichas resoluciones se hayan de cumplir, no quiere decir que las mismas las mismas no hayan de adaptarse al estado excepcional que estamos viviendo. El Estado de alarma decretado, tiene una finalidad “tuitiva”, es decir una finalidad protectora frente a la crisis sanitaria, y es por eso, que, para preservar la salud de hijos y progenitores, el régimen de visitas o los cambios de guarda se podrán ver modificados, o se podrá modificar la forma de llevarlos a cabo.
3ª.- A falta de acuerdo, la decisión de modificación en cuanto a régimen de visitas y cambios de guardas para adaptarse a esta nueva situación, la tendrá que decidir un juez, pero en la medida de lo posible, han de ser los propios progenitores los que consigan los mayores acuerdos posibles a fin de hacer compatibles sus obligaciones parentales y su deber de cuidar de la salud de los hijos y de evitar la propagación del COVID-19.
4º.- Que hemos de tener en cuenta, que los Jueces de Familia de Barcelona, a falta de acuerdo, adoptan el criterio que, excepcionalmente, los menores se queden con el progenitor que ostenta la guarda y custodia (en caso de custodias exclusivas) o con el progenitor con el que estuviera el menor en el momento de decretarse el Estado de alarma. Siendo obligatorio para el progenitor que quede con el menor, fomentar el contacto de los hijos con el otro progenitor por medios telemáticos (WhatsApp, teléfono, videoconferencia).

Respecto a la cuestión de cómo poder realizar las recogidas y entrega de los menores, sin contravenir la prohibición de salidas, la resuelve la Instrucción del ministerio de sanidad de 19 de marzo, que aclara la normativa, y nos dice que la actividad de circulación por las vías de uso público está permitida para la realización de actividades de asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, siempre y cuando se respeten la normas de prevención de contagio.

De esta manera, el Estado de alarma está permitiendo la circulación por las vías de uso público al efecto del cuidado de menores, lo que se extendería, a nuestros deberes en relación al cumplimiento de nuestras obligaciones parentales (régimen de visita, cambios de guardas), eso sí, siempre que se respeten las normas de las autoridades sanitarias; la distancia adecuada y el uso de medidas de protección.

En Catalunya, la Generalitat, ha publicado un certificado auto responsable de desplazamientos, para que podamos rellenar y firmar en casa, y así poder acreditar cuando salimos y porque lo hacemos, resultará útil llevarlo, por si somos parados por la autoridad, cuando nos disponemos a realizar cambios de guardas o cambios de régimen de visitas con nuestros hijos. También nos ayudará acompañar una copia de la sentencia o resolución judicial.

Permíteme ayudarte

Para cualquier cuestión relacionada con tu sentencia de divorcio y el Estado de Alarma, o para cualquier otra consulta relacionada con la familia y tus hijos, puedes contactar conmigo llamando al 658 590 472 o si lo prefieres, rellenando y enviado el siguiente formulario.
Estaré encantada de poder ayudarte

Consentimiento. Consulta mi política de Privacidad.