Seleccionar página

El pasado día 30 de abril se publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden Ministerial TMA/378/2020 por la que se definen los criterios y requisitos de los arrendatarios de vivienda habitual que van a poder acceder a las ayudas transitorias para el alquiler por la pandemia establecidas en el artículo 9 del Real Decreto Ley 11/202.

Un mes después de su aprobación, salen a la luz las condiciones y requisitos que han de cumplir los arrendatarios que deseen solicitar estas ayudas, las cuales gestionarán las entidades bancarias en forma de microcréditos para el alquiler.

Las ayudas para el alquiler se podrán pedir con independencia a si hemos solicitado o no la moratoria de rentas del alquiler a la persona arrendadora, y serán compatibles con las ayudas al alquiler previstas en la Orden Ministerial.

Serán las entidades de crédito las que ofrezcan estas ayudas, a través de un contrato de préstamos.

Dichos préstamos contarán con la total cobertura del Estado (estarán avalados y subvencionados por el Estado) y no contarán con ningún tipo de gastos e intereses para el solicitante.

Los beneficiarios de las ayudas para el alquiler por la pandemia serán los arrendatarios de viviendas habituales en todo el territorio español y podrán solicitarse antes del 31 de mayo de 2021 y deberán ser formalizados antes del 30 de junio de 2021.

Condiciones de los microcréditos para el alquiler por la pandemia:

• Dichos préstamos se concederán por las entidades de crédito adheridas a la línea de avales de arrendamiento COVID-19.

• Se otorgarán directamente y por una sola vez a los arrendatarios de vivienda habitual que cumplan todos los requisitos.

• Serán finalistas y deberán dedicarse exclusivamente al pago de la renta del alquiler.

• El Estado subvencionará todos los gastos e intereses del préstamo.

• La cuantía del préstamo podrá alcanzar hasta 100% del importe de seis mensualidades, con un máximo de 5.400 euros, a razón de un máximo de 900 euros por mensualidad.

• Las seis mensualidades financiables podrán ser desde el 1 de abril de 2020 y no podrán ser superiores a 6 meses a contar desde la firma del préstamo, ni posteriores al fin de la vigencia del contrato de arrendamiento o sus prórrogas.

• El plazo de amortización inicial podrá ser de hasta 6 años y podrá pactarse una carencia de principal de seis meses. Será admisible una única prórroga por 4 años más, si persisten las condiciones de vulnerabilidad económica. Dicha prorroga se ha de pedir transcurridos los tres primeros años desde la concesión del préstamo y antes de los seis meses de la finalización del plazo inicial.

• Se permite la amortización anticipada parcial o cancelación sin gastos ni comisiones.

• Los gastos e intereses del préstamo que recordemos están subvencionados, no podrán superar el importe resultante de aplicar el 1,5%TAE al préstamo.

• La entidad bancaria no podrá exigir al interesado la contratación de ningún producto o servicio adicional.

• Las entidades de Crédito solo concederán los préstamos a los arrendatarios que acrediten cumplir los requisitos y aporten toda la documentación requerida.

Condiciones para acceder a las ayudas para el aquiler por la pandemia:

  • Ser arrendatario de vivienda habitual, residentes en España con contrato en vigor suscrito al amparo de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre de Arrendamientos Urbanos.
  • Encontrarse en una situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, siempre que se reúnan de forma conjunta los siguientes requisitos:
  1. Que el arrendatario o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre afectado por una circunstancia que implique reducción de ingresos por una circunstancia que implique reducción de ingresos por haber pasado a situación de desempleo, ERTE, por haber tenido que reducir jornada por motivos de cuidados, por cese de actividad u otras circunstancias sobrevenidas vinculadas a la actividad laboral o empresarial que implique reducción de ingresos a consecuencia de la crisis sanitaria.
  2. Que el conjunto de ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a solicitar la ayuda, no alcance el límite de 5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).
  3. Que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de miembros de la unidad familiar. Se entiende por gastos y suministros básicos; la electricidad, agua, gasoil, gas para calefacción, servicios de telecomunicaciones fija y móvil y los gastos de comunidad que tenga que satisfacer la persona arrendataria.

*Por unidad familiar se entiende la compuesta por la persona que adeuda el arrendamiento, su cónyuge o pareja de hecho inscrita, y los hijos que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y e cónyuge de estos que resida en la vivienda.

Si son varios los titulares del contrato de alquiler:

Todos deberán formalizar el préstamo de que responderán de forma solidaria.
No se entenderán que concurren los supuestos de vulnerabilidad económica y por lo tanto no se podrá acceder a esta ayuda, si la persona arrendataria o cualquiera de los miembros de la unidad familiar que habite en la vivienda sea propietario o usufructuario de una vivienda en España. No se considerará este requisito, si tan solo se es propietario de una parte y la vivienda se ha adquirido por herencia o transmisión mortis causa sin testamento, o en caso de que se pueda acreditar que no se puede disponer de la misma.

Acreditación de las condiciones para acceder a los préstamos:

Para acreditar que reunimos todas las condiciones para acceder a estas ayudas para el alquiler por la pandemia, deberemos presentar a la entidad bancaria la siguiente documentación:

1. En situación legal de desempleo, certificado expedido por la entidad gestora con indicación de la cuantía mensual percibida en concepto de desempleo.
2. En caso de cese de actividad, certificado expedido por la Agencia Tributaria acreditativo del cese.
3. Libro de familia o documento acreditativo de la pareja de hecho.
4. Certificado de empadronamiento de todas las personas empadronadas en la vivienda en el momento de presentar los documentos.
5. Certificados catastral o nota simple del servicio de Índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
6. Declaración responsable de cumplir con los requisitos establecidos para poder acceder a la ayuda y de los requisitos y a los requisitos de la Ley General de Subvenciones. En esta declaración, se podrá sustituir la aportación de algunos de los documentos anteriores siempre que incluya la justificación expresa de los motivos que impiden la aportación. Tras finalizar el estado de alarma se dispondrá de un plazo de tres meses para aportar dichos documentos a la entidad bancaria.

Pago de las rentas al propietario:

La entidad bancaria abonará el importe del préstamo destinado a pagar el alquiler, correspondiente a las seis mensualidades, directamente a la persona o entidad arrendadora de la vivienda, previa comunicación, al titular del préstamo.

El abono se realizará con periodicidad mensual, salvo que se acuerde periodicidad distinta y en su caso con un pago inicial que comprenda las mensualidades devengadas y no pagadas desde el 1 de abril de 2020 hasta la firma del préstamo.

Reintegro de las ayudas:

Si se comprobara que el arrendatario ha destinado el importe del préstamo a una finalidad distinta para la que se otorgó o que el arrendatario ha incurrido en falsedad , ocultación, o inexactitud relevante al presentar documentos o en cualquier declaración responsable se procederá a cancelar anticipadamente el préstamo y se requerirá al arrendatario para que reintegre los gastos e intereses satisfechos por el préstamo más los intereses de demora.

Contacta conmigo

Si tienes alguna duda estaré encantada de poder ayudarte

Por favor, lee y marca la aceptación de la política de privacidad