Seleccionar página

En este post te hablaré del régimen de guarda y custodia compartida y de las falsas creencias que circulan sobre ella porque cuando nos enfrentamos a un proceso de divorcio o una ruptura de pareja, quizás el aspecto más importante que se plantea al abogado de familia es el relativo a los hijos.

¿Qué pasará con la guarda y custodia de mis hijos?

Es importante saber que, en relación con los hijos, hay dos elementos a tener en cuenta:

1. La patria potestad (responsabilidad parental): representa el poder de decisión que afecta a los aspectos fundamentales de menor, como son el hecho de escoger centro educativo, la necesidad de tratamientos médicos, o la necesidad de hacer una u otra actividad extraescolar.
Esta responsabilidad siempre será siempre compartida por ambos padres a pesar de la ruptura, salvo en caso excepcionales de privación de la misma.

2. La guarda y custodia: representa la convivencia con el menor y la toma de decisiones que afectan a su al día a día y las decisiones que se hayan de adoptar en ese marco de convivencia.

¿Quién se queda con los niños?

Desde hace ya años, cuando nos hacemos esta pregunta, se nos plantean dos opciones:

1. La tradicional guarda y custodia exclusiva de uno de los progenitores (generalmente la madre) con la adjudicación de un régimen de visitas para el otro progenitor (generalmente el padre).

2. La opción de la guarda y custodia compartida, aquella en que la convivencia del menor y el cuidado diario del menor se va a compartir entre ambos padres.

La particularidad de la guarda y custodia compartida:

Es que los tiempos de guarda/convivencia con el menor se reparten de manera más o menos equitativa. Ya no estaremos ante la necesidad de establecer un régimen de visitas para el progenitor que no tenga la guarda, ya que ambos la comparten.

Esta decisión se puede tomar de mutuo acuerdo entre ambos progenitores, o bien dejar que la decida un Juez de Familia en base a las circunstancias y pruebas que le presentemos.

Mitos de la Guarda y Custodia Compartida:

1º.- “Los jueces principalmente optan por las guardias y custodias compartidas”.
Esto no es así. Aunque la creencia sea que, por defecto el Juez va a acordar la guarda y custodia compartida, lo cierto es que esta opción la adoptará el Juez de familia cuando resulte más beneficiosa para los menores en atención a:

• La opinión de los menores.
• La relación de cada progenitor con los hijos antes de la ruptura.
• La relación entre los padres.
• La cercanía de domicilios y centros escolares.
• El tiempo de organización de cada progenitor.

El progenitor que pretenda este sistema de guarda tendrá que probar que es el sistema más beneficioso para los menores ante el Juez y este lo valorará.

2º.- “En la guarda y custodia compartida no existe pensión de alimentos”
Muchos piensan que, en el sistema de guarda y custodia compartida, cada cónyuge corre con los gastos de los menores durante su tiempo de guarda, sin que exista obligación de que un progenitor pase a otra pensión de alimentos.
Esto no es cierto. Dependerá del caso. Hay que pensar que después de la ruptura puede suceder que:

• Exista un desequilibrio económico importante entre los progenitores.
• Que el sistema de guarda compartida no sea equitativo en tiempo de dedicación para cada uno de los progenitores.

En estos casos y siempre en beneficio del menor se establecerá una obligación de abonar pensión de alimentos por uno de los progenitores a efectos de compensar las desigualdades.

¿Te encuentras en proceso de divorcio o separación y tienes dudas acerca de la custodia de tus hijos? No dudes en contactar conmigo, me gustará poder ayudarte.

Contacta conmigo

Por favor, lee y marca la aceptación de la política de privacidad