Seleccionar página

¿Te planteas comprar una vivienda y te preguntas cuánto te va a costar? ¿Estás haciendo números para saber si dispones del dinero suficiente? En el post de hoy te explico qué gastos conlleva la compra de una vivienda.

La compra de una vivienda es una operación económicamente importante, tanto por el precio que se va a pagar como por el gasto que conlleva.

Antaño, cuando disfrutábamos de ofertas hipotecarias que financiaban el 100% del valor de tasación de la vivienda, quizás no tuviéramos necesidad de pensar demasiado en los gastos ya que los mismos se incluían dentro de la cuantía del préstamo hipotecario.

Actualmente, las entidades generalmente conceden el 80% o incluso, en ocasiones el 70% del valor de tasación de la vivienda. Esto hace que, al plantearnos la compra de la vivienda, debamos prever la cuantía de los gastos que comportará la operación para no pillarnos los dedos y contar con el dinero suficiente para cubrirlos.

En este post, te voy a explicar cuáles son esos gastos que tendrás que tener presente cuando pienses en comprar una vivienda.

Es importante, para calcular el cómputo de gastos, saber que si la compraventa de una vivienda va acompañada de la necesidad de que se conceda un préstamo hipotecario, se van a realizar dos operaciones: la propia de compraventa de la vivienda con el propietario/a del inmueble y la de constitución de la hipoteca con la entidad bancaria.

Ambas se harán simultáneamente ante el mismo notario y ambas generarán gastos.

Ahora analizaremos qué gastos conlleva cada una y quién los ha de soportar.

1 – En la compraventa

  • Uno de los gastos más importantes de la compra de vivienda son los impuestos. Estos variarán si se compra una vivienda de obra nueva, una vivienda usada o una vivienda de promoción pública. Este gasto siempre irá a cargo de la persona que compra la vivienda.
  • Si se compra una vivienda de obra nueva, o de primera entrega se pagará IVA del 10% del precio de la vivienda y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que supondrá un 1,5% de valor de la misma.
  • Si lo que se quiere comprar es una vivienda de segunda mano, se pagará el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales)
  • Este impuesto depende de las Comunidades Autónomas (generalmente un 10%) y puede contar con una reducción de hasta el 50%, en determinados casos, si la persona que compra es joven de hasta 32 años, es miembro de familia numerosa o cuenta con algún tipo de discapacidad.
  • Si se adquiere una vivienda de promoción pública, en determinadas condiciones, se pagará un IVA reducido del 4%.
  • El único impuesto que pagará el vendedor de la vivienda es el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, más conocido como plusvalía municipal.
  • Además de los impuestos correspondientes, el comprador pagará el notario y el registrador. El primero es el que se encargará de la redacción y firma del contrato d compraventa (escritura) y el segundo de registrar dicha escritura en el Registro de la Propiedad. Estos gastos también serán a cargo de la persona compradora.
  • Al notario se le pagará entre un 0,2 a 0,5% del precio de la vivienda más el coste de las copias de la escritura. El registrador por su parte cobrará entre un 0,1 y un 0,25% del precio de la vivienda.
  • Además de impuestos, notario y registrador, el comprador pagará también gastos de gestión. Los gastos de gestión serán necesarios una vez se firme la compraventa ante notario y con ello se abona el servicio de liquidación de impuestos, de solicitud de registro y retirada de las escrituras.

 

2 – En la hipoteca

  • Todos los impuestos, gastos de notario, registrador y servicio de gestión que se generen por el hecho de contratar una hipoteca con una entidad bancaria deben ser pagados por la propia entidad bancaria.
  • El comprador de la vivienda, únicamente, se hará cargo del coste de la tasación de la vivienda que va a necesitar la entidad bancaria para que se conceda el préstamo hipotecario.

Si vas de la mano de un banco porque necesitas financiación para comprar la vivienda, el banco se encargará de calcular costes y gestionar estos gastos, así como de facilitarte el notario. No obstante, has de recordar que el notario lo puedes elegir tú, así como el servicio de gestoría.

Si vas a comprar una vivienda, no esperes a tener problemas para contactarme. Anticipate! Pídeme asesoramiento antes y todo irá bien.

Contacta conmigo

Si tienes alguna duda estaré encantada de poder ayudarte

Por favor, lee y marca la aceptación de la política de privacidad